No soportan situación

hoja-de-papel-arrugado-bola-de-papel-macro_385259El sindicato de trabajadores de Farmacias-SEFAS- realizó una Asamblea General el sábado 2 de  febrero de 2013, en calidad de primer llamado, con los trabajadores de la seccional de la Droguería Ramón González Revilla.

En el centro de trabajo en mención la situación se ha puesto insoportable,  y conflictiva, por las constantes violaciones al Código de Trabajo, al Convenio Colectivo, al reglamento  Interno y a las costumbres.

Los dirigentes que laboran en la Droguería Ramón González Revilla, el compañero Alexis Castillo, Cayetano Flores y José Barrios explicaron en detalle la problemática existente y que se ha agravado por la actitud prepotente, intimidatoria, del Sr. Max Vásquez, lo cual afecta la dignidad y honra  de los trabajadores.

Como acción primaria se citó a la empresa al departamento de conciliación del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, además se ha interpuesto una demanda penal y también hay en debate la elaboración de un pliego por violaciones, para poder hacerle frente a las arbitrariedades de la  empresa.

La Asamblea a la que hacemos referencia fue presidida por el Secretario General del  SEFAS, compañero  MARIO SERRANO y otros dirigentes como Roberto Martínez y Erick Graell.

En este primer llamado se  acordó realizar el segundo llamado el 16 de  febrero de 2013  a la una de la tarde y de no haber el quorum, se procederá a convocar el tercer llamado en la misma fecha y con los que asistan, tal como lo estipula el  Código de Trabajo en estos casos.

Otra situación que viven los trabajadores es que la Empresa de actualización de datos ha enviado una encuesta obligatoria, pidiendo  datos personales y no generales, por ejemplo que propiedades tiene, si es carro, que marca, placa y nos  imaginamos que también preguntarán como lo adquirió, casas etc. Si  la esposa trabaja, dónde y cuánto gana, cedula, cuantos dependientes, si estudian, trabajan.

Pero por que no le  preguntan a la empresa  Privada como ha adquirido sus ganancias, sino es explotando a los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *