holiday 2013

Reflexión en año nuevo

holiday 2013Hoy no es un día cualquiera, es el termino de otro año más que se nos va, y miramos tristemente nuestra agenda… es la hora de cuestionarnos, de hacer un balance de nuestras vidas, y tengo seguridad de que la mayoría no hemos cumplido ni la cuarta parte de lo que proyectamos en nuestros sueños, nuestras metas, y en nuestro futuro; que todo ha quedado en sueños, en la agenda, o en aquel cuadernillo que anotamos cosas, o bien cumplimos un porcentaje de lo propuesto, será que nuestro objetivo no estaba claro?

¿Que fue un mal año, un buen año? Creo que muchos pensaremos que sí, pero hablemos…

Tal vez este año sufrimos injusticias y daños, que pudiéramos decir: “qué carajo de año”, o en el mejor de los casos “qué bello fue este año”. Cualquiera sea la opción es válida ya que fueron nuestros propios sueños y metas.  Y si por cosas de la vida no logramos hacer lo que deseábamos… ¿cuándo se logra lo que más se sueña?

No es necesario que sea fin de año, siempre estamos en una constante búsqueda de la felicidad, o de que nos den y acepten un poco de amor, cariño y respeto.  Y si no lo aceptaron, ¿quién perdió más?…¿yo? ¿tú? ¿todos?

Amigos, no andemos por la vida cuestionando lo que pasó o pudo haber pasado, seamos más grandes ante los ojos de los demás, dejando de lado los malos pensamientos, olvidemos el daño que nos hicieron jugando con nuestros sentimientos, miremos la vida de frente, y propongámonos hacer cosas nuevas… hoy por ejemplo, que quedan pocas horas para finalizar el día, hagamos algo que nos llene la vida  aunque sea por un momento: si vemos un niño arrinconado con frío, démosle abrigo, si tenemos dos monedas, regalemos una,  no digo que haciendo esto acabaremos con la pobreza del mundo, no, amigos, eso será un eterno problema que no será tan fácil de solucionar, pero si no lo podemos vencer al menos podemos mitigarlo en nuestros corazones.

Quizás nuestro trabajo no es el mejor que pudiéramos tener, pero agradece tenerlo… hay personas que nada tienen y se alegran con lo poco que sí tienen.

Amigos, la vida es algo tan efímera que hoy estamos aquí y del mañana nada sabemos, seamos justo con nuestros principios, no condenemos al caído, es más, ayudemos a levantarlo… amemos a los que siempre han estado con nosotros en los tiempos buenos y en tiempos malos.

Sin importar nuestra religión, creencias, sexualidad, razas… unamos nuestras manos y abracémonos como hermanos no importándonos nuestras diferencias, aceptándonos tal y como somos, y así comprobaremos, que sin importar lo que creamos hay un motivo para seguir y que la comunicación y la escucha jugará un rol importante para avanzar.

Ahora que comienza este año, digamos alto y claro…

¡¡¡Este será nuestro año!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *