La niñez y sus derechos

niñez

Por la  Licda. Olivia Casas

El concepto de niñez es amplio y muy abarcativo; en forma resumida, se prefiere definirla como el período de la vida de los seres humanos que se inicia con el nacimiento y concluye en la adolescencia, durante el cual se describe la mayor parte del desarrollo fisiológico, psicológico y social de la niña y el niño..

La importancia de la niñez radica en numerosos aspectos, de los cuales resalta el biológico y el psicosocial.  Por un lado, en este período ocurre la mayor parte del crecimiento físico de la vida extrauterina, sustentado en la rápida progresión del esqueleto y la musculatura en los niños con adecuada nutrición. Por otra parte, la vida de relación con los demás seres humanos núcleo familiar en un principio, pares y otras personas en fases posteriores tiene su origen en la niñez misma, con la posibilidad de definir vínculos que pueden prolongarse por toda la vida.

Se le sitúa entre los 6 y 12 años, corresponde el ingreso del niño o la niña, en la escuela, lo que significa la convivencia con seres de su misma edad y, por lo tanto, iguales en derechos y deberes y en el tratamiento . Lo cual influye decisivamente en su proceso de socialización.

Las exigencias del aprendizaje escolar estimulan poderosamente el desarrollo de sus funciones cognoscitivas: percepción, memoria, razonamiento. El niño y la niña juegan, estudian y desarrollan sentimientos de deber, respeto al derecho ajeno, amor propio, etc.

Se desarrolla también su pensamiento lógico, controlando la imaginación desbordante que imperaba en la etapa anterior. El niño y la niña se vuelven más objetivos, siendo ya capaces de ver la realidad, tal  como esta es y no como se la imaginaba.

En distintos modelos que permiten explicar la construcción de la personalidad, se hace énfasis en la importancia que tiene en la niñez la complementación del potencial genético, las experiencias físicas y afectivas de los primeros meses de vida y las relaciones sociales en sus años posteriores.

Hay que tener un gran cuidado y ser muy observadores porque depende en este proceso de la niñez que las alteraciones que se den en esta fase de cabida a perturbaciones que pueden ser la génesis de enfermedades mentales de diversas magnitudes en su futuro.

A pesar de estos, una importante proporción de los niños y niñas del mundo no llega a satisfacer sus necesidades elementales para dar lugar a una vida adulta adecuada, como consecuencia de deficiencias afectivas, nutricionales, sanitarias y de otra índole.

El conocimiento de la importancia de la infancia como etapa funcional de los seres

El conocimiento de la importancia de la infancia como etapa fundacional de los seres humanos puede ser un punto de partida para comprender la necesidad de destinar esfuerzos para brindar a los niños y niñas el mejor entorno para su desarrollo.

En la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, las Naciones Unidas a través de UNICEF, que es su organismo especializado en niñez, proclamo los Derechos del Niño, entre ellos algunos derechos; son a la salud, a la vida, al juego y esparcimiento, a la libertad de expresión y compartir opiniones con otros, derecho al nombre y nacionalidad, a la libertad de pensamiento y de religión, a una familia, a la protección contra el trabajo infantil o a la explotación laboral, a la protección contra cualquier tipo de abuso, a descansar, a ser protegido durante conflictos bélicos o armados.

Todo está escrito  para proteger el relevo de cada país y nación pero somos los adultos a los que nos corresponde que se cumpla con estos acuerdo, convenios, recomendaciones y normas e ir un poco más allá   dar todo el cariño y amor que cada niño y niña se merece.

Los niños y las niñas son la esperanza del mundo.

José Martí

 

¿Aún sigues repartiendo volantes? ¡Contactanos! te sugerimos alternativas para mejorar tu presencia digital. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *