Alianza Pueblo unido da voz de Alerta máxima

NOS DECLARAMOS EN ALERTA MÁXIMA,

Frente al Momento Crítico que enfrenta la Mesa Única de Diálogo en Penonomé

Con el reinicio de la Mesa Única del Diálogo por Panamá, en la ciudad de Penonomé, este jueves 15 de

septiembre, la Alianza Pueblo Unido por La Vida, considera importante informar a la población sobre la actitud

del Gobierno Nacional, que lejos de mostrar voluntad de diálogo y negociación, opta por trancar la mesa

llevando el diálogo a un punto crítico.

Durante el mes de julio, el Movimiento Popular Panameño protagonizó la más grande movilización de los

últimos tiempos, que se prolongó por un mes y se extendió por todo el territorio nacional, expresando así, el

hartazgo social ante las profundas desigualdades que permite una brutal acumulación de riquezas en pocas

manos, mientras que la gran mayoría del pueblo panameño enfrenta serios problemas para cubrir sus

necesidades vitales, debido al alto costo de los alimentos, combustible, medicamentos, otros productos y

servicios. Estas acciones obligaron al Gobierno Nacional a instalar una Mesa Única de Diálogo bajo la

facilitación de la Iglesia Católica, siendo este, el primer logro alcanzado por el movimiento popular.

Luego de más de cuarenta días de Diálogo, se han logrado importantes acuerdos que procuran brindar un

alivio a la grave situación, para luego enfrentar en un escenario más amplio los problemas estructurales, que

son las verdaderas causas de la pobreza, la desigualdad y la exclusión social, sin embargo, el Gobierno

Nacional no ha cumplido la totalidad de los acuerdos, razón por lo que se requiere que el pueblo defienda los

acuerdos alcanzados:

1. Que se mantenga en B/. 3.25 el precio del galón de combustible, el subsidio decretado fue por un

periodo de tres meses que vencen a mediado de octubre.

2. Que se respete el acuerdo de la rebaja de un 30% de costo de la Canasta Básica Familiar saludable a

través del control de precios de los 72 productos acordados.

3. Que se haga válida la disminución de los precios de medicamentos, se aumente el porcentaje y se

amplíe a otras medicinas no incluidas, así como cumplirse con el abastecimiento de medicamentos en

las entidades públicas sin privatización.

4. Que se incluya el equivalente del 6% del PIB al presupuesto de educación, que está determinado por

ley para la educación pública y que para el presupuesto de 2023 no alcanza siquiera al 5.5% pactado en

la mesa.

5. Que la comisión anticorrupción, no solo enumere los casos y los dé a conocer, hay que precisar que los

responsables deben ir a la cárcel y devolver lo robado.

6. Que se dé un verdadero diálogo nacional sobre el futuro de la Caja de Seguro Social, acuerdo que está

siendo desatendido por las autoridades correspondientes cuyo interés es mantener el diálogo de “Yo

con Yo”.

7. Que se establezca una rebaja sustancial de la tarifa eléctrica a lo que se negó el sector gubernamental

en la Mesa Única de Diálogo.

8. Que se establezcan las mesas intersectoriales y de seguimiento que deben resolver los disensos e

incluir otras problemáticas sociales, no abordadas aún.

La vocería del movimiento popular, anteponiendo los intereses del pueblo panameño, hemos hechos grandes

esfuerzos por generar un clima propicio para un diálogo que permita, resolver en lo inmediato las necesidades

urgentes y que enfrente en una segunda etapa los problemas estructurales que generan desigualdades,

exclusión y pobreza. Esta actitud coherente del movimiento popular ha sido malinterpretada por el Gobierno

Nacional y los poderes económicos como una desmovilización y desarticulación del movimiento popular y

basado en esa errada interpretación, han orquestado una serie de acciones en contra de los acuerdos y de la

Mesa Única de Diálogo, que hoy intentan anular mediante subterfugios legales.

La actitud del Gobierno Nacional, incumpliendo los acuerdos y negándose a discutir los problemas

estructurales del país, compromisos adquiridos con la iglesia católica; y la actitud del sector empresarial que

se niega a acatar los decretos emitidos por el Gobierno Nacional, con una campaña permanente contra los

dirigentes sociales, saboteando los acuerdos y presentado demandas contra los decretos que operativizan los

acuerdos, son pruebas claras de que ambos sectores apuestan por una nueva confrontación social y desechan

el diálogo social, como vía para garantizas la estabilidad económica, social y política.

Ante este escenario, queremos reiterar con firmeza, que el espacio de tranquilidad generado por el

movimiento popular para crear condiciones de diálogo no es en absoluto una muestra de desmovilización y el

conflicto latente puede volver a agudizarse, en la medida en que la mesa de diálogo se tranque, las calles

también serán trancadas, para abrir los nuevos escenarios de lucha.

El movimiento popular ha demostrado que la difícil situación que enfrenta el pueblo panameño es

consecuencia del modelo económico neoliberal, sostenido en distorsiones en el mercado, de los monopolios y

los oligopolios, la evasión fiscal que generan exorbitantes márgenes de ganancia en el sector empresarial, el

cual se impone y gobierna detrás del poder político.

De mantenerse esta actitud del Gobierno Nacional y del Sector Empresarial, corresponderá al pueblo

panameño hacer frente a la imposición y la burla de los sectores dominantes por lo que hacemos un llamado a

la movilización y emprender acciones contundentes, para defender lo logrado y para ir creando las

condiciones de organización, unidad, conciencia, lucha y acumulación de fuerzas que nos permitan convocar

una Asamblea Constituyente Originaria que transforme esta triste realidad y acabe con las injusticias sociales,

la voracidad empresarial y la podredumbre de las instituciones.

*ALIANZA PUEBLO UNIDO POR LA VIDA*

Panamá, 15 de septiembre de 2022.

¡Este pueblo no aguanta más! ¡Un pueblo unido jamás será vencido

¿Aún sigues repartiendo volantes? ¡Contactanos! te sugerimos alternativas para mejorar tu presencia digital. www.monagrillo.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.