remolcadores canal

Remolcadores: La verdadera piedra angular de nuestro Canal.

remolcadores canalExiste, para el bienestar del Canal de Panamá, un recurso interno que lo enriquece como ningún otro y que lo mantiene como el baluarte del comercio internacional que es hoy en día y esperamos que asimismo en el futuro: su personal operativo.

Es la gente trabajadora de campo los de día a día, a toda hora. Todos los años, cumple con sus labores de manera excepcional y responsable, haciendo innumerables esfuerzos y sacrificios, los cuales generalmente pasan desapercibidos por la actual administración del Canal. Esta fuerza esencial para esta vía internacional se encuentra hoy día sumergida en un clima laboral muy desfavorable, que podría impactar negativamente en un futuro próximo la capacidad operativa del Canal. Recordemos que esta vía depende de sus trabajadores operativos. Esto siempre ha sido así y así mantendrá, ya que el Canal de Panamá es una empresa basada en operaciones marítimas.

No debemos darnos el lujo de engañarnos más: el sudor y la sangre vertidos en esta magna obra siempre han sido y serán de Quienes realizan los trabajos de campo que con su constante profesionalismo y responsabilidad hacen posible que pasen naves de manera segura por esta vía interoceánica.

Históricamente, los remolcadores del Canal de Panamá han sido siempre indispensables para que el tránsito de naves a través de la vía se pueda efectuar de manera segura y eficiente. Sin su arduo trabajo, el Canal carecería de la seguridad necesaria requerida por las empresas navieras para garantizar en tránsito de sus naves. Desde su apertura, el canal ha contado con una flota de remolcadores que ha ido creciendo y perfeccionándose a medida que la tecnología ha ido avanzado según las necesidades operativas del Canal han hecho obligatorio incrementar número, capacidad de operación y potencia. El último incremento a la flota está ahora mismo en marcha, esperándose adquirir 14 remolcadores más.

Articulo obtenido de: boletín Trabajador canalero

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *