Mutuos acuerdos un cáncer

1Las  empresas han tomado el camino más  fácil para  liquidar a los trabajadores sin que medie causa alguna para el despido.

Los empresarios  despiden por  caprichos, porque ellos son los dueños y punto, por  tanto basándose en el Código de Trabajo, toman la figura del  Mutuo Acuerdo.

Se parte del hecho que es  un acto en  donde las dos partes, obrero y empleador están de  acuerdo para  terminar la  relación laboral por mutuo consentimiento, y  se pactan los montos económicos para dicha  finalidad.

Esto no es más  que un despido indirecto, porque la finalidad es la misma. El despido.   El trabajador  debe ser consiente de cuanto  le  deben pagar, porque de lo contrario y firma el  Mutuo acuerdo, pierde parte de su dinero por desconocimiento del  monto y después no hay reclamos, porque  usted, firma de que es un  Mutuo Acuerdo.

Dice la  Ley que el trabajador puede  solicitar un  Mutuo  Acuerdo, pero desconocemos cuando  las Empresas lo han aceptado, lo que si llevamos contabilizado es las innumerables  veces que la Empresa a  sabiendas  que no tiene pruebas para  despedir a un trabajador, es  entonces la empresa la que ofrece el  Mutuo Acuerdo, esquivando así la lucha con el Sindicato.

Ahora si la cosa fuera ofrecer y no  obligar estaríamos hablando, pero en la realidad, cuando esto se  da, se realiza  con sugestión, intimidación, amenazas, incluso con meterlos presos, sino firman el famoso  Mutuo Acuerdo.

Solo hay medicamento para  este cáncer y es no firmar, pero esa  decisión está lejos  de lo que piensa el trabajador en ese  momento, cuando es llamado a la oficina central y se le ofrece dinero, lo tomas o lo tomas, no hay retorno,  esta situación frente a las  necesidades  económicas de los trabajadores los llevan a firmar su defunción.

Recientemente se dio un caso en Farmacias ARROCHA, en donde  no se le permitió al Secretario de  Defensa  Mario Serrano, acompañar a una compañera que le  estaban ofreciendo un  Mutuo Acuerdo, violando la Empresa  con esta situación, el Código de Trabajo, y el Convenio Colectivo.

En Farmacias Revilla se han despedido jubilados con estos  Mutuos acuerdos y personal de 15 años o más, con el mismo cuento.

Alertamos a los trabajadores y trabajadoras a no dejarse intimidar y denunciar  estos casos al sindicato,  para  asesorarlas y hacer un frente común frente estos abusos de la patronal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *