Pleno_de_la_Asamblea_Nacional_de_Diputados

El Diputado Leandro Ávila, denuncio los intentos de aprobar el Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA), que ha sido negociado en secreto.

Diputados de la Asamblea Nacional citaron al ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, para que rinda cuenta e informe sobre el alcance y los efectos del Acuerdo de Comercio de Servicios TISA, negociado en las sombras.

El TISA abarca a sectores como educación, salud, agua, agricultura, transporte aéreo y marítimo, energía, telecomunicaciones y comercio electrónico, y el desplazamiento temporal de trabajadores de otros países.

Pleno_de_la_Asamblea_Nacional_de_Diputados

Por: David Carrasco
El diputado Leandro Ávila, del socialdemócrata Partido Revolucionario democrático (PRD), denuncio lo intentos de aprobar el Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA), que ha sido negociado en secreto y representa una amenaza para la estabilidad de miles de profesionales panameños y la soberanía de Panamá.
Ávila manifestó en el pleno legislativo que el TISA, rechazado en varios países, abre el camino para la venta de panamá, con los panameños adentro, y que es imposible permanecer callado frene a ese desafío que pone en riesgo el futuro del país y su gente.
Planteó que la iniciativa sometida a debate, “es un tema serio” porque si Panamá avala la apertura de los servicios públicos, tendrá que cumplir obligaciones onerosas, y ello es peligroso para los nacionales y sus familias. De hecho, ese Acuerdo ha sido rechazado en Chile, Uruguay, Suiza y en comunidades españolas.
Ávila no descartó que la propuesta del oficialismo, de negociar y aprobar ese proyecto lesivo a los intereses nacionales, coincida con recomendaciones de sectores empresariales panameños, de que sea permitida la entrada de profesionales de diversas carreras, para que pueda “competir” con profesionales y técnicos en este país.
Al respecto, Alfredo Berrocal, secretario general de la Federación Nacional de Servidores Públicos (Fenasep), subrayó que el TISA apunta a la privatización de los servicios públicos que están bajo la responsabilidad del Estado y recursos vitales, como el agua, que podrían ser controlados por el sector privado a su manera.
En la XVIII ronda de negociaciones sobre el TISA, desarrollada en París, Francia, organizaciones de diversos países, entre ellos Panamá, demandaron una mayor transparencia, en áreas como telecomunicaciones, comercio electrónico, servicios financieros y transporte, donde el Acuerdo tendría fuerte impacto.
El secretario general de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), Pedro Acosta, comentó durante un seminario coauspiciado por la Fundación Friedrich Ebert, de Alemania, que “las conquistas soberanas están en riesgo”, a causa de la negociación del TISA, promovido por las mayores multinacionales del mundo.
“Con el TISA, los servicios de agua, transporte y mantenimiento en el Canal de Panamá ampliado, son susceptibles a ser tercerizados. Por ello, hay que salir de las negociaciones del TISA”, aseguró el dirigente quien promueve un frente de resistencia al acuerdo.
Hasta noviembre de 2016, se habían celebrado 21 rondas de negociación en las que participan 23 miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), incluida la Unión Europea, pero en este momento el diálogo está suspendido por políticas de Estados Unidos, según reveló al diario Panamá América la viceministra de Negociaciones Comerciales Internacionales, Diana Salazar.
Sin embargo, los sindicatos, quienes exigen elevar la calidad de la Educación y formación profesional, recomendaron permanecer alertas, para evitar “madrugonazos” (sorpresas políticas) en la aprobación de acuerdos legislativos que conspiran contra la integridad territorial y la soberanía de Panamá, y pueden representar un viraje en las políticas sociales en este país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *