Comunicado del Partido Alternativa Popular

PARTIDO ALTERNATIVA POPULAR

El pueblo exige la renuncia de Martinelli y una Constituyente Originaria

El Partido Alternativa Popular (PAP), denuncia el robo descarado del patrimonio nacional que está realizando la oligarquía mediante sus representantes en el gobierno, el presidente Ricardo Martinelli, sus colaboradores y el Partido Cambio Democrático (CD).

La imposición del Fondo de Ahorro de Panamá (FAP), por el gobierno, representará una transferencia de mil millones de dólares anuales de recursos del Tesoro Nacional a las cuentas bancarias de los oligarcas del CD y también de los que sostienen a los partidos burgueses de la oposición. La venta del 49 por ciento de las acciones de C&W pertenecientes al Estado, representan un total de 500 millones de dólares, que serán traspasados en forma gratuita a los mismos oligarcas enquistados en el poder. El PAP propugna por la re-nacionalización de la telefonía, al igual que de las empresas de distribución y transmisión eléctricas.

La oligarquía recibió a principios de año, luz verde para construir hidroeléctricas, subvencionadas por el gobierno. Se le permite a las empresas mineras saquear las riquezas del país y despojar a las comunidades de sus tierras, sin pagar impuestos al fisco. Además, el equipo de Martinelli está preparando el proyecto de ley para privatizar la empresa minera estatal CODEMIN, dueña de la concesión sobre Cerro Colorado en la Comarca Ngobe-Buglé. El potencial de Cerro Colorado se calcula, actualmente, en 70 mil millones de dólares.

Hay que exigir un plan para controlar en forma inmediata los precios de los bienes básicos de la población. Igualmente, hay que rechazar el incremento de las tarifas eléctricas. Condenamos la construcción de una Ciudad de la Salud para promover el turismo, mientras que las enfermedades erradicadas se vuelven a asomar para azotar a la población. En lugar de privatizar la Caja de Seguro Social, hay que ponerla al servicio de sus dueños, que son los trabajadores que cotizan.

El PAP condena a la oligarquía y a su “Corte Suprema de Justicia”, que recientemente desprotegió a la bahía de Panamá y sus humedales, sólo para beneficiar a una docena de empresas urbanísticas con planes de destruir a la ciudad de Panamá. También denuncia la orgía – a vista y paciencia de todo el pueblo panameño – que realiza la Asamblea de los 71 Diputados que se reparten los recursos del país, como si fuera un botín.

El PAP se hace eco de la demanda popular, para que Martinelli y su vice-presidente renuncien de sus cargos, para reemplazarlos con un gobierno provisional que ponga fin al caos y desgreño, proponga un plan de desarrollo nacional y asegure unas elecciones presidenciales democráticas en 2014. A ese nuevo gobierno, elegido por el pueblo, le corresponderá convocar a una Asamblea Constituyente Originaria.

PARTIDO ALTERNATIVA POPULAR

Panamá, 18 de junio de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *