1124271_inaugurada_red_de_farmacias_populares_en_la_avenida_andr_s_bello_de_caracas

LOS TRABAJADORES NO CUENTAN

1124271_inaugurada_red_de_farmacias_populares_en_la_avenida_andr_s_bello_de_caracas 

Por: Lic. Erick Graell L.   

No hay manera de que los empresarios incluyan en sus planes de crecimiento, de expansión, de modernización a los trabajadores actuales, mucho menos a los del futuro, solo piensan solo en el vil dinero, el cual producen los trabajadores con su fuerza de trabajo, pero  esos empresarios se apropian de las riquezas que con sudor diario y muchos sacrificios producen los trabajadores.

Los empresarios de farmacias, del sector salud no son la excepción, sus planes han consistido en trabajar cada día con menos trabajadores, más tecnología, inundando los centros con cientos de cámaras con audio, un ejército de guardia de seguridad, como si con eso se contribuye a mejorar la salud, la calidad de vida de un pueblo.

No les ha importado el destino de los trabajadores, producto de la reducción que realizan diariamente, utilizando todos los medios, presión psicológica, económica, persecución y acosos laboral, produciendo condiciones para que los trabajadores caigan en causales de despidos, sugestionando, y prácticamente obligando a firmar  Mutuos Acuerdos y no faltan que producto de este atropello, los trabajadores renuncien a su empleo porque no resisten más.

Las empresas de carácter familiar han pasado a la historia, ahora son corporaciones, que venden o traspasan sus acciones al vaivén de las condiciones del mercado, no es casual que cada día más empresa venden sus acciones totales o parciales, sin importar cuanto sacrificio han aportado los trabajadores, han dejado su juventud en esos centros de trabajo.

Podemos afirmar que las empresas están trabajando con un tercio del personal que tenían hace 10 años o un poco más, por ello al entrar a las farmacias ya no se ve la cantidad de trabajadores y trabajadoras que salían a tender al cliente con esa dedicación, el cliente es lo primero.  toda esa atención a la empresa no le ha importado, solo le ha importado ahorrarse el salario y sus prestaciones que pagaba a sus trabajadores, es más hasta calcula cuanto to le pueden robar y aun así salen ganando con lo que se quedan en concepto de salarios.

Los trabajadores que aún quedan sufren cada día en carne propia esta situación, a pesar que quedan menos y con más trabajo por las reducciones de personal, los gerentes siguen presionando por más trabajo, persecuciones, ascosos laborales, intimidaciones amenazas, en fin más explotación.

No hay incentivos, ninguna mejora salarial, ni mejores condiciones de trabajo, solo más exigencia.  Hay empresas que retardan, atrasan las Cartas de Trabajo que los trabajadores solicitan para así demostrarles el poder que tienen y es cunado ellos quieren,  en otros casos cláusulas de Convenios Colectivos se incumplen por situaciones burocráticas, personal administrativo se confabulan para no enviar a tiempo los documentos por ejemplo de defunciones o de calamidades domésticas.

Frente a esta situación el camino de los trabajadores es organizarse, fortalecer su sindicato para así enfrentar a los empresarios que no sienten nada por sus trabajadores solo seguirlos explotando.

El camino es la unidad de los trabajadores.

 

One thought on “LOS TRABAJADORES NO CUENTAN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *